domingo, 27 de octubre de 2013

De turisteo por Nazareth y momentos para pensar

Seas religioso o no... ¿a quién no le suena el nombre de la ciudad de Nazareth? Según el libro más vendido del mundo, Nazareth es conocido porque fue en este pequeño pueblo donde Jesús pasó su infancia y adolescencias, antes de marchar hacia Jerusalem siendo adulto. Esto hace que sea un de las "Mecas" para los cristianos, ya que es aquí donde  vivían María y José, y donde se produjo la anunciación por parte del ángel Gabriel del embarazo de María. Aunque curiosamente la mayoría de la población de Nazareth es musulmana, pudiéndote encontrar bastante mezquitas por la ciudad, y escuchando la llamada a la oración (adhan) desde cualquier lugar de Nazareth.

En Nazareth he estado asentado durante 5 días, la ciudad en sí con un día hay de sobra para verla, pero he aprovechado y desde aquí me he movido a ver otros sitios que ya os comentaré. Así que en total visitando la ciudad estuve como día y medio.

 Como suele pasar con estos "chollos" religiosos, la ciudad está bastante explotada turísticamente, donde el principal reclamo turístico es la Basílica Cristiana de la Anunciación, iglesia construida sobre el lugar en el que supuestamente se apareció el ángel Gabriel a María. Digo supuestamente, porque igual que existe esta basílica, a unos 200 metros está la Iglesia Griega Ortodoxa de la Anunciación, así que cada uno intenta hacer el negocio por su lado... De todas formas, la más oficial al menos turísticamente es la cristiana, cuestión de números supongo.

Aquí tenéis a la susodicha asomándose tímidamente entre palmeras.


La entrada a la basílica es gratuita, lo que siempre se agradece, pero os puedo asegurar que vi a no pocos echando dinero en las cajas de donativos. Eso sí, como suele ser habitual por aquí en sitios sagrados, hombros y piernecitas tapados, ¡que no han sido pocos los desmayos que ha habido por ver una rodilla española! jeje  Aquí la entrada a la basílica.


La basílica está dividida en 2 pisos, en el superior es donde se ofician las misas, con un altar, frescos, figuras... Y en el inferior es donde se encuentran los restos arqueológicos del lugar donde María estaba recogiendo agua cuando apareció Gabriel, la cuevita que se ve en la parte inferior de la siguiente foto.


Ya sabéis que no soy religioso, pero sí creo en la energía por la que estamos formados y que en cierta manera a nos une a todos. Y en sitios así, aunque sea por un motivo religioso, es donde se puede sentir esa energía que fluye. Decenas de personas en un mismo sitio, por un mismo motivo espiritual, de diferentes culturas, muchos cumpliendo el sueño de su vida, emociones, rezos, lágrimas... Independientemente de que se sea más o menos escéptico con el significado del lugar, me encantaba la magia que todos estos creyentes creaban en el ambiente, ideal para sentarse un rato y simplemente cerrar los ojos y sentir... Tan fácil... o tan difícil como eso.


Para no alargar más el tema, os dejo una última fotillo con el supuesto lugar donde se produjo la anunciación.


Vale...ya he visto la principal atracción de Nazareth... ¿y ahora? Pues algunas cosillas más hay para ver por esta ciudad. Aparte de iglesias varias, alguna mezquita, sinagogas... Hay un par de cosillas a destacar. La primera es un sitio que se llama "Nazareth Village", original, ¿eh? :-D Se trata de un lugar un poco apartado del centro de la ciudad, donde en un terreno rural han montado una reproducción de la vida de los nazarenos hace 2000 años. La entrada cuesta 37 NIS (precio estudiante por supuesto...), y en mi opinión merece la pena la visita. Justo coincidí con una visita guiada de un grupo de turistas, así que me salió redonda la jugada, ¡ya se está convirtiendo en algo habitual en este viaje! Se realiza un recorrido en el que se pasa por diferentes recintos, y en cada uno hay varios personajes escenificando diferentes oficios de la época: pastor, tejedora, carpintero, productor de aceite...



La exposición está muy bien trabajada, utilizando los mismos materiales que en la época para construir las casas. Aunque sí que hay momentos que enlazan la visita con la vida de Jesús, no es el tema central de la visita.

Otra visita que recomendaría en Nazareth, es el International Center of Mary of Nazareth, centro administrado por la orden del mismo nombre, en el que muestran la vida de Jesús, pero focalizando más la figura de María. En el centro hay unos restos arqueológicos de una casa nazarena de tiempos de Jesús, una exposición multimedia super currada que muestra la vida de María y Jesús, y una terraza con una muy buenas vistas de Nazareth.

  
No hay que pagar una entraada oficial, pero las religiosas que administran el centro te van pidiendo amablemente que si quieres puedes dejar una donación recomendada de 50 NIS (unos 10€). No sé si esa cantidad, pero que merece dejar algo por lo trabajada que está la exposición para mi sin duda.

Y otra atracción de la ciudad es uno de sus restaurantes, recomendado por Yatim, el chico que me está alojando. A ver si adivináis que tipo de comida hacen... hay 50% de probabilidades de acertar... ¡HUMMUS! jeje Así que como hacía por lo menos 3 días que no comía hummus, allí que fui, y la verdad que estaba delicioso. La fotillo para dar fe.


Ya veis que no pude esperar para la foto antes de empezar...jeje

Después de pasar este primer día en Nazareth, volví hacia casa de Yotam, que andando está a unos 40 minutos del centro de Nazareth, aunque de nuevo toooodo cuesta arriba. Peeero, lo bueno de ir subiendo, es que llegas a un punto en el que tienes unas vistas increíbles, y si a eso unes que justo es la hora del atardecer, te juntas con un espectáculo precioso.



Mientras disfrutaba del espectáculo empecé a pensar... ¡Cuántas cosas increíbles pasan habitualmente en nuestro día a día y nunca nos acordamos de ellas! Sabemos que están ahí, que siempre pasan, pero esa seguridad de que nunca fallan hace que no las valoremos. Si lo pensáis es aplicable a cada aspecto de la vida. ¿Quién no ha visto algún atardecer, o algún amanecer y ha sido uno de los momentos más bonitos que ha visto? Siempre amanece, siempre atardece, podríamos disfrutar de esos espectáculos siempre que quisiéramos, sin importar la situación económica, el lugar, ¡es algo incondicional! pero nos olvidamos de algo tan simple y tan satisfactorio por otras preocupaciones...

¿Y tú? ¿Cuándo fue la última vez que fuiste a ver un atardecer o un amanecer? ¿Por qué no hacerlo hoy?

5 comentarios:

  1. Hey Ivan! Would like to follow you also on facebook. Unfortunately I dont find you there ;) Feel free the contact me ;) HPGHuber

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ey Hans! Good to see you here. I dind't create a Facebook page for the blog. I just publish the new posts at my Facebook profile. You can add if you want, try to search me as "ivantxu rodri". By the way, you can subscribe to the blog, at the top part, roght side, entering you email, and that way you will receive an email when I publish new posts.
      Regards!

      Eliminar
    2. Hola...
      me había perdido dos entradas..... bueno de este último post veo que la iglesia como los políticos vayas donde vayas y tengan el color que tengan son todos muy parecidos,

      Yo sería feliz si hicieses un ramal solo de gastronomía mundial como me gusta conocer comidas nuevas y esta última tiene muy buena pinta incluso para un carnivoro como yo jajajajaj....

      En cuanto a lo de los anocheceres ahora mismo aquí estan siento una pasada yo veo desde el cuarto salir el sol por las mañanas y es una pasada y la luna esta siendo enorme y si a eso le sumamos el reflejo con el agua de mar buuffff gran momento.
      lo del kibbut tendría que mirarlo con tiempo tranquilidad y el pasode unos diitas en integración...

      Cuidate, un abrazo.

      Eliminar
    3. Tranqui Ibarra, tanto como un apartado sólom de comida no, pero ten por seguro que iré poniendo fotitos de todos los manjares dignos de mención. un abrazooo

      Eliminar
  2. Entiendo perfectamente lo que sentistes en los restos arqueologicos, a pesar de nuestra no religiosidad, me paso lo mismo en el Vaticano. Un lugar magico, con mucha historia, lleno energia....
    Un bonito amanecer..... Fue el mejor de mis regalos en mi ultimo cumpleaños, me lleno de positivismo y alegria.

    ResponderEliminar